domingo. 25.10.2020 |
domingo. 25.10.2020

Cae otro "pez gordo del narcotráfico" en Bolivia en menos de tres meses

Opinión
Opinión

Éxito Noticias, 26 de julio 2019.- Tres “pesos pesados” del narcotráfico internacional  fueron detenidos en Bolivia en los últimos 77 días. El caso más reciente es del ciudadano peruano Clodoaldo Figueroa, quien fue presentado hoy por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) tras su captura. Era uno de los más buscados en su país. 

El narcotraficante peruano se suma a las capturas del italiano Paolo Lumia, a inicios de mes, y de Pedro Montenegro, el 11 de mayo.

Cerca del mediodía de hoy, la Policía informó de la captura en Santa Cruz del peruano Figueroa, quien tiene en su país dos órdenes de aprehensión. 

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien también fue parte de la presentación del narcotraficante, indicó que la persona atrapada tenía una doble identidad desde 2010. Además de ser peruano tenía documentación de ciudadanía boliviana, con el nombre de Rafael Cossío Limachi.

Figueroa manejaba una organización del narcotráfico que operaba como puente aéreo en varios países de la región, principalmente en Bolivia, Perú y Brasil. 

La Policía peruana colaboró con los efectivos bolivianos para que se pueda dar con el paradero del narcotraficante en Santa Cruz y su posterior detención.

El segundo “capo” del narcotráfico atrapado recientemente en el país fue el italiano Paolo Lumia, quien fue encontrado en la zona de Cala Cala, en Cochabamba, el 4 de julio pasado. Según datos manejados desde entonces, el detenido ingresó al país en enero desde Brasil, con un documento venezolano falsificado. Formaba parte de la mafia siciliana. 

Lumia fue condenado en su país por “graves delitos” entre ellos organización criminal y tráfico de drogas. Bolivia realizó los trámites necesarios para la expulsión del detenido. 

El tercer “pez gordo” fue Pedro Montenegro, quien se encontraba en calidad de prófugo, se entregó a la Policía el 11 de mayo en Santa Cruz. Hasta antes de su presentación, se realizaron importantes búsquedas en el oriente boliviano, en especial en Roboré, donde se suponía que podía estar. 

En abril pasado se conoció que Montenegro tenía relación con altos mandos policiales y del poder judicial. Después de varios meses de búsqueda, el narcotraficante decidió entregarse a la Policía.

En un juicio abreviado, fue condenado por tener una falsa identidad que le permitió viajar a otros países. Deberá cumplir la pena en la cárcel de Palmasola. Los otros cargos en su contra continúan en investigación.

El fiscal general, Juan Lanchipa, anticipó este viernes que el Ministerio Público solicitará una condena de 25 años de prisión por narcotráfico para Pedro Montenegro y explicó que, procedimentalmente, no pudo oponerse a la condena de seis años de prisión que recibió esta semana por el delito de falsedad ideológica.

/Opinión 

Cae otro "pez gordo del narcotráfico" en Bolivia en menos de tres...
Comentarios