jueves. 15.04.2021 |
jueves. 15.04.2021

Se acrecienta el pedido de depurar la Policía Boliviana

Éxito Noticias, 16 de marzo 2019.- El presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, consideró necesario encarar una depuración de "malos uniformados" dentro de la Policía Boliviana, mientras que la Defensoría del Pueblo solicitó su reestructuración frente a las denuncias de violación, corrupción y otras irregularidades.

"Habría que sentarnos, la Policía, el Gobierno y la Asamblea, para intentar depurar a estos malos uniformados. Hay varios procesos disciplinarios y no se le da la celeridad necesaria", afirmó la autoridad en una conferencia de prensa.

Agentes de la institución del orden son procesados en varios casos: la violación de una ciudadana brasileña en la carceleta de Rurrenabaque, el encubrimiento y cobros al contrabando en Oruro, vínculos con la muerte de dos súbditos chilenos en un negocio de autos robados, cobros para el ingreso a la Academia Nacional de Policías, entre otros.

Al menos 14 miembros de la institución del orden son sindicados por robo agravado, incumplimiento de deberes y uso indebido de influencias, entre otros delitos.

El titular de la Cámara Baja sugirió "establecer mecanismos para que los policías con imputación formal deban ser suspendidos", con la finalidad de que no se dañe la imagen de la institución verde olivo.

En una línea similar, la defensora del Pueblo, Nadia Cruz, sugirió que se realice una reestructuración en la Policía si es que se demuestran todos los ilícitos que se le atribuyen a sus miembros en los últimos días, que van desde violación de reclusas hasta robo.

"El 2015, 2016, ya se hablaba de una reestructuración, de una reingeniería en la Policía Boliviana; hoy, si se consideran que todas estas denuncias son elementos suficientes para hacer una reestructuración, hay que saludarla", apuntó a radio Loyola.

Cruz argumentó que las instituciones deben ser reevaluadas internamente cada cierto tiempo y repensadas para ajustar sus objetivos a las demandas de la población.

Desde la oposición las críticas fueron más duras. El senador Yerko Núñez (Unidad Demócrata) acusó al Gobierno de haber perdido el control de la Policía, situación a la que atribuyó los últimos casos.

"Estas denuncias develan que el Gobierno ha perdido el control sobre la Policía, y ha instrumentalizado esta institución para fines políticos", remarcó.

Indicó que ya en 2018 se evidenció esta situación, cuando una grabación reveló que la Policía espía a políticos y periodistas.

En las últimas horas, el comandante de esa institución, Rómulo Delgado, aseguró que no permitirán "que estos hechos aislados, en los que se encontrarían involucrados policías, manchen la imagen institucional”. Sin embargo, ciudadanos, analistas y políticos retrucaron que la magnitud de los escándalos no permite hablar de hechos aislados.

(Correo del Sur)

Se acrecienta el pedido de depurar la Policía Boliviana
Comentarios