viernes. 27.11.2020 |
viernes. 27.11.2020

Suma nuevo caso de rabia canina en el Gran Chaco

Foto: Imagen ilustrativa
Foto: Imagen ilustrativa

Éxito Noticias, 6 de octubre 2019.- El último reporte epidemiológico indica que surgió un nuevo caso de rabia canina en el municipio de Villa Montes de la Región del Chaco. Es así que el Servicio Departamental de Salud (Sedes) realiza el bloqueo de la enfermedad.

Antes de ese reporte, correspondiente a la última semana de septiembre del 2019, en Tarija se tenía el registro cuatro casos de esa enfermedad. Según el Ministerio de Salud, de enero a agosto hubo 55 casos en todo el país: Santa Cruz, Cochabamba y Potosí son los departamentos que encabezan la lista de los más afectados.

La jefa de la Unidad de Epidemiología del Sedes, Claudia Montenegro, explica que para hablar de control de la enfermedad tiene que pasar 30 días computables a partir del último brote. Es por eso que todavía se continúa la búsqueda de otros canes que pudiesen haber sido mordidos u otros perros que estén sin vacunar. Luego de ese periodo, si no hay ningún caso, se habla de un control de foco.

Los primeros trabajos de seguimiento indican que el can diagnosticado con mal de rabia no mordió a ninguna persona. Es eso lo que también mantiene tranquilo al sector salud. Sin embargo, la vigilancia y seguimiento continúa conforme a protocolos ya establecidos.

En el caso del vecino municipio, Caraparí, también perteneciente a la Región del Chaco, se continúa con la vacunación contra la rabia canina. La inmunización se realiza en los diferentes centros de salud de esa localidad.

La actividad de inmunización también se realiza casa por casa, para ello se desplazaron brigadas de vacunación. Sin embargo, la gente también puede llevar a sus mascotas al centro de salud Virgen de Guadalupe.

La rabia es una enfermedad zoonótica (transmitida al ser humano por los animales) causada por un virus. Éste infecta a animales domésticos y salvajes, y se propaga a las personas con el contacto estrecho con la saliva infectada (a través de mordeduras o arañazos).

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el periodo de incubación de la rabia suele ser de uno a tres meses, pero puede oscilar entre una semana y un año, depende de factores como la localización del punto de inoculación y la carga vírica.

Las primeras manifestaciones son la fiebre acompañada de dolor o parestesias en el lugar de la herida. La parestesia es una sensación de hormigueo, picor o quemazón inusual o no explicable por otra causa. A medida que el virus se propaga por el sistema nervioso central, se produce una inflamación progresiva del cerebro y la médula espinal que acaba produciendo la muerte.(El País) 

Suma nuevo caso de rabia canina en el Gran Chaco
Comentarios