viernes. 14.08.2020 |
viernes. 14.08.2020

El hombre más tatuado del mundo llegó a Potosí

Éxito Noticias, 7 de abril 2019.- Su apodo es Querubín, no es un ángel, sino el mismísimo demonio en persona por los tatuajes que tiene y su lengua bífida.

Es el hombre más tatuado del mundo está en la ciudad de Potosí y no pasó desapercibido. La tinta de diferentes colores está en su piel, los implantes y piercings resaltan de sobremanera en su rostro, su lengua bífida (partida como serpiente) lo convierte en único.

Ninguno de esos detalles pasaron desapercibidos por los potosinos al ver a Víctor Hugo Peralta Rodríguez, el uruguayo que ostenta el récord Guinness por ser el hombre más tatuado del planeta.

El uruguayo que está en Potosí y es parte de la Convención Internacional de Tatuajes que se realiza en el Campo Ferial de avenida Sevilla.

Invitó a la población potosina a presenciar el trabajo de los más de un centenar de tatuadores que estarán hoy, domingo 7 de abril, y luego se marchan hacia otra ciudad.

Víctor comenzó en el mundo de las tintas a los 13 años y ahora tiene 49, y es el hombre que tiene el 95 por ciento de su cuerpo con tatuajes.

"Tengo implantes, expansores, la lengua bífida, entre otras cosas. Es decir tengo varias modificaciones en el cuerpo, al parecer llamo mucho la atención", señaló y estalló entre risas al señalar que lo único que no tiene tatuado es su miembro viril porque, según él, duele mucho.

El tatuaje más doloroso que se hizo, responde a la pregunta, fue en los párpados y el que le tomó más tiempo fue el de su espalda. "En realidad, todos los tatuajes duelen, eso es lo divertido que tiene el tatuaje, si no duele, no sirve", puntualizó sonriendo.

Solo nos deja un consejo: "Si te vas a tatuar, que sea con un profesional". "El equipo tiene que estar esterilizado, las tintas tienen que se de buena calidad y, ahí, no hay ningún tipo de problema con el tema de salud", complementó.

Querubín no supo responder el valor de los tatuajes que tiene en su cuerpo. "No sé, debe ser mucho, es bastante", señaló.

El par de ojos que tiene Víctor también son tatuados: "se hace por medio de jeringas, se inyecta en el ojo y se desparrama el pigmento".

Lo que más llama la atención son los implantes en forma de estrella que lleva en la frente. Nos cuenta que son de silicona sólida y que basta una pequeña intervención quirúrgica para poseerlos.(El Potosí) 

El hombre más tatuado del mundo llegó a Potosí
Comentarios