martes. 27.10.2020 |
martes. 27.10.2020

Menor condenado de por vida queda libre a los 74 años

Foto: CNN en Español
Foto: CNN en Español

Éxito Noticias, 1 de marzo de 2019.- John F. Kennedy era el presidente de Estados Unidos cuando Sheldry Topp, de 17 años, mató a un hombre y recibió una sentencia automática de cadena perpetua sin libertad condicional en una corte del condado de Michigan.

Después de pasar más de 56 años tras las rejas, Sheldry, de 74 años, dejó la prisión como un hombre libre el jueves y fue a cenar un bistec con su hermano.

Topp era el “joven condenado de por vida” más viejo de Michigan antes de su liberación. Dos decisiones de la Corte Suprema de los Estados Unidos cambiaron su vida.

En 2012, la Corte Suprema determinó que condenar a un menor a una sentencia automática de cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional era inconstitucional y representaba un “castigo cruel e inusual”, incluso si el menor era condenado por asesinato.

En 2016, la Corte Suprema dictaminó que la ley debería aplicarse a los presos de manera retroactiva, una decisión que le dio a Topp otra oportunidad ante la sociedad.

El martes, Topp apareció ante un juez para la reconsideración de su sentencia. La fiscalía buscaba que Topp fuera sentenciado de por vida sin libertad condicional.

Los fiscales argumentaron que Topp no actuó por inmadurez juvenil cuando apuñaló a un hombre en 1962 y dijo que estaba “irreparablemente corrupto”, según documentos judiciales. El fiscal del condado de Oakland no respondió a la solicitud de comentarios de CNN.

Topp nunca apeló su condena, pero se le negó una reducción de sentencia en 1987 y 2008. Ha cumplido gran parte de su tiempo en prisión en una prisión cerca de Lake Michigan con el nivel mínimo de seguridad.

Cuando el juez James Alexander volvió a imponer a Topp una sentencia de 40 a 60 años de prisión el martes, Topp ya había cumplido 56 años y acumulado más de 10 años de créditos de buena conducta, lo que le permitió ser liberado sin una audiencia de libertad condicional, dijo Chris Gautz, un portavoz del Departamento de Correcciones de Michigan.

“Me siento muy bien. No sé cómo me sentiré mañana, pero no creo que me sienta menos bien”, dijo Topp, riendo, minutos después de caminar fuera de la cerca de la prisión.

Topp, quien usa una andadera después de sufrir un derrame cerebral en 2016, planea quedarse con su familia, que, según dijo, lo ha apoyado durante todo su período en prisión.

Una vida de violencia

Topp fue capturado en Chicago en 1962 menos de dos semanas después de apuñalar de muerte a Charles Davis, de 50 años, después de que Topp irrumpiera en su casa.

El entonces adolescente Topp confesó que esperó hasta que oscureciera afuera de una casa que creía que parecía de “alguien con dinero”, irrumpió en el lugar, tomó un cuchillo de cocina y fue a robar el dinero de un tocador en el dormitorio. Cuando Davis descubrió a Topp y comenzó a pelear con él, apuñaló cuatro veces al hombre, luego robó su auto y cortó la línea telefónica antes de huir a Chicago, según documentos judiciales.

Topp había estado entrando y saliendo de instituciones mentales desde los 12 años, según documentos judiciales, y dijo que se había escapado de una institución mental en Pontiac, Michigan, el día del crimen. Los registros muestran que los médicos le dieron tratamiento con electroshock e hidroterapia, un tratamiento en el que una persona está envuelta firmemente en sábanas húmedas.

El padre de Topp abusó de él desde temprana edad, incluidas las palizas frecuentes con un cable, según documentos judiciales. La hermana de Topp declaró que vio cómo su padre lo golpeaba con un bate de béisbol y los registros muestran que lo ingresaron en un hogar juvenil después de rogarle a su madre que no le obligara a regresar a su hogar.

Durante el proceso para la nueva sentencia de Topp, expertos médicos testificaron que él era un niño bajo coacción y no está más allá de la posibilidad de ser rehabilitado.

Topp completó los programas de rehabilitación, tomó cursos académicos y trabajó en varios trabajos durante su vida en prisión, según los registros de la corte.

“Era algo que tenía que hacer si alguna vez quería salir de la cárcel. Tenía que hacerlo. Pero luego empecé a aprender muchas cosas que me hicieron pensar en por qué hice lo que hice y a entender por qué no debí hacerlo”, dijo Topp.

Topp dijo que hacia el final de la vida de su padre, llegaron a tener “un pequeño acuerdo” e intercambiaban tarjetas de cumpleaños cada año.

Jóvenes en prisión

The Sentencing Project, un grupo nacional de abogados, publicó un estudio en el momento de la decisión de la Corte Suprema en 2012. El grupo descubrió que el 47% de los jóvenes que cumplían una vida sin sentencia de libertad condicional había sido maltratado físicamente y que el 77% de las jóvenes que cumplían condena dijeron que habían sido víctimas de abuso sexual.

En la decisión de la Corte Suprema, la jueza Elena Kagan, a nombre de la mayoría, escribió: “La sentencia de por vida obligatoria sin libertad condicional para un menor de edad excluye la consideración de su edad cronológica y sus características distintivas, entre ellas, la inmadurez, la impetuosidad y la imposibilidad de apreciar los riesgos y las consecuencias”.

Los fiscales aún pueden solicitar sentencias de por vida sin libertad condicional en ciertas circunstancias, pero el fallo de la Corte Suprema dice que a los menores generalmente no se les puede dar una pena de prisión automática de cadena perpetua sin libertad condicional.

Veintinueve estados aún permiten que los jóvenes sean condenados a cadena perpetua sin libertad condicional, con la mayoría de los casos en Pensilvania, Michigan y Luisiana, según The Sentencing Project.

En Michigan, había otras 359 personas como Topp que estaban cumpliendo una condena perpetua por un delito que cometieron cuando eran menores cuando la Corte Suprema determinó que tenían derecho a una nueva sentencia.

Desde entonces, 82 han quedado en libertad condicional y 151 han recibido nuevas sentencias, según Gautz.

Cinco personas han vuelto a ser sentenciadas de por vida sin libertad condicional hasta enero de 2019, dijo Gautz.

(CNN en Español

Menor condenado de por vida queda libre a los 74 años
Comentarios