domingo. 29.11.2020 |
domingo. 29.11.2020

Estado Islámico llamó a "lobos solitarios" a matar a líderes de todo el mundo

Foto: Internet
Foto: Internet

Éxito Noticias, 17 de noviembre 2019.- El ISIS no está derrotado y todavía puede causar mucho daño en todo el mundo. Esta semana publicó una “guía para matar líderes políticos” y llamó a los “lobos solitarios” de la organización a hacerse pasar por periodistas y de esa manera acercarse a sus objetivos con bombas escondidas en sus cámaras y desatar un ataque terrorista de envergadura. En el sitio de la agencia de comunicaciones Quraysh Media, que responde al Estado Islámico, se publicó este manual de recomendaciones con las “formas de asesinar líderes y provocar dolor al enemigo”. Y dice que los supuestos periodistas ”puede usar la cámara como un dispositivo explosivo o para esconder un arma dentro de ella”. Las organizaciones terroristas ya han utilizado esta estrategia en el pasado. Un ejemplo es el asesinato de Ahmad Shah Massoud, el líder de la resistencia afgana a los talibanes y que estaba destinado a ser quien condujera la democratización del país. 

Dos agentes de la red Al Qaeda se hicieron pasar por periodistas jordanos ocultando una bomba en la cámara de video. Cuando la hicieron explotar murió Massoud, varios de sus colaboradores y los dos terroristas. Fue el 9 de septiembre de 2001, apenas 48 horas antes de los atentados a las Torres Gemelas de Nueva York. Desde entonces, se adoptó en forma global el procedimiento de seguridad de la Casa Blanca. Para poder asistir a una conferencia de prensa de un líder importante, los periodistas se tienen que presentar en el lugar horas antes y someterse a un escrutinio muy exhaustivo que incluyen sofisticados detectores y perros que detectan explosivos.

En otro capítulo del manual, ISIS insta al uso de rifles de francotirador para atacar caravanas de autos oficiales desde puntos estratégicos. “Un lobo solitario puede interrumpir los convoyes de funcionarios o sus lugares de reunión atacándolos con ametralladoras o bombas molotov”, dicen. “También pueden llevar a cabo tales operaciones utilizando armas de otro tipo, como lanzamisiles”. Aclara que se debe tener en cuenta “un plan de escape” para el atacante, por lo que “hay que tener un conocimiento amplio de la zona por donde transitan los vehículos oficiales”.

En otro capítulo del infame manual, se insta a los combatientes sueltos por el mundo a “incendiar los bosques porque es muy doloroso para ellos”. Y nombra específicamente como objetivos los recursos naturales de Francia, Gran Bretaña, Alemania y Estados Unidos. Esta también es una vieja táctica terrorista que toma un hecho que está aconteciendo y lo hace aparecer como producto de sus acciones. En estos días se están produciendo grandes incendios en California y Australia. Con una acción sicológica como ésta, cualquiera puede pensar que no son provocados por el cambio climático o por alguien que no apagó apropiadamente una fogata, sino que son obra de terroristas. De esta manera dan la sensación de que cuentan con recursos, milicianos y simpatizantes que en realidad no tienen.

La publicación fue realizada apenas unos días después de la muerte del líder del ISIS, Abu Bakr al Baghdadi, quien hizo explotar la bomba que tenía en su chaleco para no ser atrapado por los comandos del ejército estadounidense que lo tenían acorralado en un pequeño pueblo del norte de Siria. Ese 26 de octubre, murieron junto a él dos de sus hijos y su posible sucesor, Abu Hassan al-Muhajir. Ocho meses antes, ISIS había perdido su último bastión del que fue el emirato autoproclamado en un territorio entre Siria e Irak más grande que el de Gran Bretaña.

(Inofabe)

Estado Islámico llamó a "lobos solitarios" a matar a líderes de...
Comentarios