sábado. 05.12.2020 |
sábado. 05.12.2020

EE UU dispara la tensión con China con una fuerte subida de los aranceles

Éxito Noticias, 10 de mayo 2019.- La primera toma de contacto del vice primer ministro chino, Liu He, con Robert Lighthizer, representante de Comercio de EE UU, y el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, duró tan solo 90 minutos. No trascendió ningún detalle de las conversaciones pero el encuentro no produjo los avances necesarios para evitar el alza de los aranceles. Acordaron retomar las discusiones este viernes por la mañana. Además, esta vez no está previsto que Donald Trump reciba al enviado chino en el Despacho Oval como en anteriores ocasiones. 

Tras la entrada en vigor de los aranceles, China “tendrá que tomar las medidas de respuesta necesarias”, ha indicado el Ministerio de Comercio en Pekín en un breve comunicado, en el que no ha proporcionado detalles sobre qué tipo de pasos, exactamente, se plantea adoptar. Tiene varios medios a su alcance, desde ralentizar el paso de bienes estadounidenses en las aduanas hasta ordenar a sus empresas que dejen de comprar productos de EE UU.

“China lamenta profundamente” que Estados Unidos haya recurrido a esta medida de presión, indica el comunicado. “La ronda número 11 de consultas económicas y comerciales de alto nivel entre China y Estados Unidos está teniendo lugar. China espera que los dos países puedan encontrarse a mitad de camino y emprender esfuerzos conjuntos para resolver los problemas actuales mediante la cooperación y las consultas”.

Trump acudió de nuevo a las redes sociales este viernes para, en un serie de cinco mensajes, decir que el proceso para llevar los aranceles a las totalidad de las importaciones está en marcha, lo que llevará aún un par de meses preparar, y que no tiene prisa para llegar a un acuerdo. También explica que los ingresos que obtenga con el impuesto aduanero lo destinará a apoyar al sector agrícola, el más sensible al litigio comercial y donde tiene el principal hervidero de votos.

El Fondo Monetario Internacional, entre tanto, volvió a advertir que si el conflicto comercial entre las dos potencias se prolonga, supondrá “una amenaza para el crecimiento mundial”. “Esperamos que haya una solución rápida”, declaró el portavoz del organismo multilateral, “todo el mundo está pendiente”. En un informe técnico ya indicó que ninguno de los dos países gana con este enfrentamiento.

Trump, sin embargo, volvió a recurrir a uno de los argumentos de campaña para justificar su decisión. “No vamos a seguir pagándoles medio billón de dólares cada año”, comentó refiriéndose al déficit comercial, “vamos a recuperar con los aranceles más dinero que nunca”. El presidente atribuye el impulso del crecimiento a la recaudación que están generando los impuestos aduaneros en vigor desde el verano.

También arremetió contra el acuerdo que permitió que China entrara en la Organización Mundial de Comercio. “Su economía subió como un cohete”, explicó, “lo hicieron con nuestro dinero”. “No me gusta que se aprovechen de nosotros”, reiteró, “vamos a dejar de ser la hucha de la que todo el mundo roba”. En este sentido dijo que tiene una “excelente alternativa” al acuerdo con China, sin especificar. (El País)

EE UU dispara la tensión con China con una fuerte subida de los...
Comentarios