domingo. 29.11.2020 |
domingo. 29.11.2020

En Chile, víctimas de abuso dicen delincuentes a obispos

Foto: Internet/Página Siete
Foto: Internet/Página Siete

Éxito Noticias, 3 de enero 2019.- Los denunciantes del influyente sacerdote chileno Fernando Karadima por abusos sexuales tildaron hoy en Santiago de “banda de delincuentes” a los obispos del país austral, algunos imputados por presunta comisión de encubrimiento en los cientos de casos que tienen en jaque a la Iglesia Católica de Chile.

“Lo que nosotros tenemos en Chile es una verdadera banda de obispos delincuentes. Esta Conferencia Episcopal y estos cardenales son una banda de delincuentes”, indicó el periodista Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima.

Cruz, junto a José Andrés Murillo y James Hamilton -quien no pudo acudir al encuentro de este miércoles- compartieron con la prensa extranjera acreditada en el país, sus impresiones un año después de que espolearan los acontecimientos que por décadas ocurrían en el seno clerical.

Cruz se refirió sobre todo a los principales representantes de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), el presidente Santiago Silva, secretario general de la institución canónica en Chile, el obispo Fernando Ramos; el arzobispo de Santiago, el cardenal Ricardo Ezzati, imputados o investigados por la Fiscalía Nacional por encubrimiento.

“Imagínate el ramillete que puede ofrecer Chile de flores marchitas y miserables que tenemos. Ezzati imputado, (el arzobispo emérito capitalino, (Javier) Errázuriz lo van imputar luego, Silva, que es el presidente, imputado, y la lista continúa”, comentó Cruz.

En ese sentido, señaló que ninguno de ellos “aprende nada” en medio de la peor crisis que ha vivido la Iglesia chilena tras destaparse los numerosos casos de abusos en todo el país.

“Son unos soberbios y elitistas que creen que viven en un mundo en el que los seres humanos como nosotros no vivimos. Es una verdadera vergüenza los obispos que tenemos y eso es el sufrimiento del Papa”, afirmó el denunciante.

Según dijeron a EFE fuentes de la Fiscalía, hasta el pasado 5 de noviembre había abiertas 139 investigaciones que implican a 190 personas relacionadas con la Iglesia Católica y a 245 víctimas.

Un ejemplo de esta situación, dijo Cruz, es que será Ramos quien represente a la CECh en Roma el próximo febrero durante la reunión de presidentes de conferencias episcopales, ya que Silva está imputado.

Ambos denunciantes también hablaron del papel que jugaron al comienzo con sus denuncias y destacaron la reunión que los tres tuvieron junto al papa Francisco cuando fueron invitados a su residencia.

“Para mí ha sido tremendamente sanador la relación que nosotros hemos podido establecer con el Papa, porque desde que nosotros hace un año éramos los que calumniábamos, después decidimos que íbamos a ir a escuchar lo que nos tiene que decir y pasamos una semana viviendo con él”, explicó Cruz.

El Papa  “está solo”

Abusos  El papa Francisco “está muy solo” en su lucha para erradicar los abusos sexuales en la Iglesia, dice una de las víctimas chilenas que ayudó a develar las prácticas de abusos en el clero local. El periodista Juan Carlos Cruz, junto al filósofo José Andrés Murillo y el médico James Hamilton denunciaron hace ocho años los abusos del influyente sacerdote católico Fernando Karadima.

Escándalo  Pero recién en 2018 -después de una polémica visita al país del papa Francisco en el mes de enero-, comenzó el inicio del fin de la llamada “cultura de abusos” de la Iglesia chilena, que derivó en el despido de siete obispos, la expulsión del sacerdocio de otros dos obispos eméritos y de los sacerdotes Fernando Karadima y Cristián Precht.

(Página Siete)

En Chile, víctimas de abuso dicen delincuentes a obispos
Comentarios