sábado. 28.11.2020 |
sábado. 28.11.2020

Bolivia compra alimentos de China tres veces más que hace 10 años

Éxito Noticias, 20 de mayo 2019.- Mermeladas, cacao, chocolate, cerveza, durazno, maíz y tomate en conserva, productos lácteos, huevos, cebollas, nabos, zanahorias y papas frescas y refrigeradas son algunos de los productos que Bolivia importa de China. En los últimos 10 años la internación de alimentos del país asiático creció tres veces, o sea, 371 por ciento en valor.

Los alimentos chinos han ido ganando espacio en el mercado boliviano, sobre todo porque tienen precios más bajos que los productos nacionales.

Por ejemplo, en un supermercado de la ciudad las aceitunas enlatadas de 230 gramos de fabricación china se venden a 9 bolivianos, pero el mismo producto elaborado en el país está a 15 bolivianos.

En la Cancha, una bolsa de 500 gramos de grageas de chocolate chino se vende a 5 bolivianos. Mientras el cereal producido en el país supera los 10 bolivianos.

En 2009 se compró de China 3,6 millones de kilos de alimentos, la mayoría procesado, por un valor de 2,8 millones de dólares; pero en 2018 subió a 15,9 millones de kilos por 13,2 millones de dólares.

La importación en el primer trimestre de 2019, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), fue de 2,1 millones de dólares por 2,4 millones de kilos.

La importación de enlatados y bebidas en 2009 fue de 758.089 dólares, mientras que en 2018 subió a 4.863.947 dólares (ver infografía).

El presidente de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), Jasmani Medrano, explicó que la papa congelada ingresa al país desde hace muchos años.

“Nosotros no somos una región competitiva. En otros países la siembra es en gran escala, en cambio en Bolivia estamos en una etapa de crecimiento tecnológico”, dijo.

Los empresarios

La presidenta de la Cámara de la Pequeña Industria y Artesanía Productiva de Cochabamba (Cadepia), Luz Mary Zelaya, y el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba (FEPC), Javier Bellot, coincidieron al asegurar que de China sólo se debería comprar alimentos que no producimos.

“Todo lo que llega de China es una competencia desleal para el pequeño productor. Ese es el mayor problema. Sus precios bajos van matando a la industria nacional. Estamos tocando el lado más vulnerable que es la seguridad alimentaria de la que tanto habla el Gobierno”, dijo Zelaya.

La representante aseguró que los alimentos chinos no son de calidad como el nacional.

“La mermelada nacional es de pura pulpa de fruta, la de afuera no sabemos de lo que está hecha. Es una gelatina artificial con saborizante y por eso su costo es tan bajo”, afirmó. 

Bolivia compra alimentos de China tres veces más que hace 10 años
Comentarios