viernes. 14.08.2020 |
viernes. 14.08.2020

El millonario que sobornó a la FIFA para conseguir la sede de Qatar 2022

Foto: AFP
Foto: AFP

Éxito Noticias, 19 de junio 2019.- "Sabe en mi corazón que me gustaría votar por Inglaterra, pero solo votaría por el país de Europa que me dé la mayor cantidad de votos para Qatar. Como qatarí tengo que hacerlo por mi país". Así intentaba convencer Mohammed bin Hammam, el presidente de la Federación de Fútbol de Qatar, a un representante de la candidatura de Inglaterra que intentaba ser sede del Mundial 2018. Era el año 2010 en un lujoso hotel de Johannesburgo, y las votaciones aún no se habían cerrado.

Bin Hammam fue el operador detrás de la corrupción de Qatar 2022 y todo el escándalo de sobornos (unos 3,6 millones de dólares, según las denuncias) luego de que la FIFA decidiera darle al emirato la sede del próximo Mundial de fútbol.
​Fue Bin Hammam y el propio emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, quienes se reunieron en el Palacio del Elíseo, la sede del Gobierno Francés, con Michel Platini -hoy detenido por haberle dado su voto a Qatar- y el entonces presidente galo, Nicolas Sarkozy, en una sospechosa reunión de coordinación que habría permitido inclinar la balanza y darle el voto al país petrolero.

¿Quién es Mohammed bin Hamman y cómo se involucró en el mundo del fútbol? El qatarí nació en Doha hace 70 años e hizo su fortuna en el negocio de la construcción gracias a su empresa, Kemco, durante el boom petrolero de los años 70 en los países del golfo.

En 1992 fue presidente de la Asociación de Fútbol de Qatar y en 1996 se convirtió en miembro del Comité Ejecutivo de la FIFA, Exco. En 1998 apoyó la candidatura del suizo Joseph Blatter y fue uno de sus más firmes aliados en las federaciones asiáticas. Sin embargo, ese año, el propio Bin Hammam admitió haber pagado los gastos de algunos dirigentes africanos para que viajen a París a dar su voto. En 1998 también se convirtió en miembro del Parlamento qatarí.

Del 2002 al 2011 fue el presidente de la Confederación Asiática de Fútbol. En marzo del 2011 anunció su candidatura para la presidencia de la FIFA, como rival de su aliado de siempre, Sepp Blatter. Bin Hammam se presentó como un candidato dispuesto a limpiar la federación mundial de fútbol y se comprometió a darle mayor transparencia. Sin embargo, retiró su postulación a solo tres días de la votación.

(El Comercio)

El millonario que sobornó a la FIFA para conseguir la sede de Qatar...
Comentarios